domingo, 25 de abril de 2010

CALDERETA DE MARISCO Y PESCADO. ¡DE NUEVO POR AQUÍ!

¡Buenas a todo el mundo!

De nuevo por aquí, es una alegría tener otra vez un rato para disfrutar de vuestras recetas y comentarios. Informo que otra vez estoy sin trabajo, porque aunque pasé el mes de prueba, una semanita después echaron a la calle al 60% de la plantilla. ¡Mala suerte! ¿Qué le vamos a hacer? La cosa está mal, y no hay manera de remediarlo...

Bueno a lo que vamos. Esta receta es una mezcla de ideas, pero queda muy sabrosa y vistosa. Además, con el caldo sobrante se puede hacer un arroz que quita el sentido.

Estos son los ingredientes para 4 personas con hambre:

  • 1 cebolla y media, granditas.
  • 1 pimiento rojo.
  • Un puñado de taquitos de jamón serrano.
  • 1 diente de ajo.
  • 1 vaso de vino Fino.
  • 1/2 vaso de vino blanco bueno.
  • Pescado blanco, de carne prieta y sin espinas, tipo rape o merluza: 3 ó 4 lomos.
  • Langostinos o gambones (si hay posibilidad, unos carabineros quedan de escándalo, pero son realmente prohibitivos!), unas piezas, unos 12 más o menos. Carabineros, uno por cabeza que la cosa está mal ;-)
  • Almejas, un buen puñado. Si son frescas, mejor.
  • Mejillones, todos los que quepan, y lo mismo que las almejas, fresquitos.
  • Berberechos, navajas, pulpo, calamar, etc etc. El marisco que quieran poner en la cazuela.
  • Aceite de oliva, sal, pimentón, media pastilla de avecrem, perejil picado.

Preparación:

En una paellera o cazuela de barro grande se pone el aceite y el diente de ajo picadito. Cuando empiece a cocinarse, se añade la cebolla y el pimiento también picados muy menudo. Se sofríe a fuego lento. Cuando esté transparente se añade el jamón y una cucharadita de café de pimentón. Se añade el vaso de vino y se deja evaporar. Se hace lo mismo con el fino e inmediatamente después de añade el pescado que más tarde en hacerse (calamar, pulpo...), después los gambones (o carabineros o langostinos), luego el pescado cortado en taquitos, sin piel ni espinas.

Aunque parezca que falta agua, no hay problema, ya que todo lo que le vamos añadiendo va a echar su jugo.

El marisco de concha lo tendremos una hora antes en agua con sal gorda, para que echen la arena que pueda tener. En este momento se añade al guiso. Lo último los mejillones que al vapor de lo que tiene debajo se va a hacer perfectamente.

Todo esto se hace siempre a fuego lento, y en este momento que ya tenemos todo el material al fuego, se añade la sal, el perejil y el avecrem. Se cubre con una tapa grande o con aluminio y se deja hacer despacito. Aprovechen en este momento para espantar a los "moscones" hambrientos que se habrán congregado cervecita en mano, alrededor del fuego, porque los olores atraerán hasta a los vecinos.

Estará hecho cuando los mejillones de la parte de arriba estén cocinados.

En casa normalmente se pone la caldereta en el centro de la mesa y ¡A correr!



Para beber: vinito blanco bueno HELADO.


¿Por cierto, les había dicho que me alegra muchísimo retomar el contacto?