lunes, 10 de mayo de 2010

RANCHO CANARIO

Ahora que se acerca el Día de Canarias (el 30 de Mayo para más señas), aprovecho para poner uno de los platos que a mi parecer, junto con el conejo en salmorejo, el pescadito salado y el escaldón entre otras, me parece más característico de mi tierra. Se trata del rancho canario, un plato de cuchara que empecé a disfrutar hace bien poco. Le cogí bastante manía en mi niñez, porque en el comedor de mi antiguo colegio no destacaban por su labor culinaria, por no decir que era una basura de comida la que nos ponían.

Pero esa es otra historia. Un día, hace un par de meses se me ocurrió hacer el rancho yo misma, con los apuntes de mi suegra, claro está, y quedé gratamente sorprendida del resultado. Por eso, y porque es un plato de obligado cumplimiento en cualquier hogar canario que se precie, lo pongo aquí. He de decir que no es la receta por así decirlo oficial, es una manera más sencillita y menos elaborada de hacerlo...ya se sabe, los tiempos cambian, el tiempo es oro...

Los ingredientes:

  • 1 cebolla mediana
  • Medio pimiento rojo y medio verde.
  • 6 ó 7 papas medianitas.
  • 1 bote de alubias cocidas.
  • 2 dientes de ajo
  • Un par de pedazos de costilla de cerdo (salada).
  • 1 tomate mediano
  • 1 vaso de vino.
  • Unos pedazos de chorizo de cocinar.
  • Un puñado de fideos del nº4
  • Pimentón.
  • Perejil fresco picado, un puñado.
  • Sal, aceite, colorante.

Se pelan y trocean las papas como para potaje (como en 8 pedazos cada papa), se cubren de agua y se pone un par de dedos más. Se lavan las alubias y se añaden al guiso. Se deja cocer a fuego medio. Mientras, en una sartén aparte, se hace una fritura con los ajos, la cebolla y los pimientos, troceado todo bien pequeñito. Cuando esté a medio hacer, se añade la carne al sofrito y el tomate pelado y troceado. Cuando esté hecho, se añade una cucharadita de pimentón y el vaso de vino.

(Aprovecho para explicar lo de la costilla de cerdo. Se suele usar la costilla salada, puesta a desalar desde el día anterior. Yo las desalo y las congelo para poder utilizarlas sobre la marcha.)

Todo esto se añade al guiso de las papas cuando se evapore el alcohol del vino. Se deja cocer de nuevo hasta que las papas empiecen a deshacerse. Es entonces cuando se añade el perejil, un pellizco de colorante y los fideos. Se añade la sal y se deja cocinar hasta que los fideos estén bien gorditos.

Se deja reposar y se sirve. Se suele acompañar con gofio...¡delicioso!