viernes, 6 de agosto de 2010

DE REGRESO...¡CARNE MECHADA!

Bueeeeno, de nuevo por aquí. Aprovechando un "descansito" en Agosto, retomo con muchísima alegría este Blog que es mi vía de escape. Sé que he estado algo desaparecida, pero no he dejado de visitar a todos mis amigos virtuales, aunque no tuviera ni tiempo de dejar un sólo comentario.


Como he dicho, retomo mi pequeño sitio con una receta muy sencilla, previa a la próxima entrada en la que haré un homenaje a un lugar muy especial...pero como se suele decir, esa es otra historia...


Ingredientes:

  • Una palomita de ternera grandecita.
  • Un par de cebollas grandes.
  • Unos pimientos rojos granditos también
  • Una lata de tomate triturado.
  • Dos dientes de ajo.
  • Una hoja de laurel.
  • Vino rosado, el que se necesite para cubrir el guiso.
  • Sal, pimentón, tomillo y aceite.
  • Agua, si fuera necesaria.

He de decir que antes yo hacía la carne mechada de otra manera. Guisaba la carne como para sopa, y después hacía la fritura. Gran error. Descubrí hace poco esta manera de hacerla, más sencilla, más sabrosa y muchísimo más jugosa.

En un caldero grandito se pone la verdura picada "toscamente", la palomita entera, la lata de tomate, un buen chorro de aceite y se cubre todo con el vino que acepte. Se sala con cuidado, ya se probará después, y se añade las especias.

Poner a fuego medio hasta que la carne, al pincharla con un tenedor, se deshilache fácilmente. Para ésto se habrá tenido al fuego aproximadamente una hora y media. Si necesitara líquido, añadir un poco de agua caliente.



Dejamos enfriar el guiso, sacamos la carne y la deshilachamos. La salsa la pasamos por la batidora para que quede fina (antes habremos desechado el laurel). Volvemos a añadir la carne desmechada a la salsa y la hervimos unos 10 minutos a fuego suave. Probar de sal.




Ya tenemos la carne mechada. Yo siempre tengo en el congelador un "remanente" para emergencias. Con un arroz o con unas arepitas te arregla un almuerzo o cena.